Presidente de Venezuela Hugo Chavez y el Rey de España Don Juan Carlos de Borbón sellan la reconciliación con un apretón de manos y una camiseta

Con un retraso de casi una hora, el apretón de manos del Rey y del presidente venezolano, Hugo Chávez, simboliza la normalización de las relaciones entre los dos países en el primer encuentro entre ambos manadatarios tras el incidente protagonizado el pasado mes de noviembre en la cumbre Iberoamericana de Santiago de Chile en la que don Juan Carlos mandó callar a Chávez. El mandatario venezolano ha acudido al Palacio de Marivent de Palma de Mallorca, residencia de verano de la Familia Real, poco antes de las 11.30 horas, a pesar de que la llegada está prevista a las 10.30 horas. El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, fue recibido esta mañana, a las 11.25 horas, por el Rey Don Juan Carlos en la residencia de verano de la Familia Real, el Palacio de Marivent, en Palma de Mallorca, un encuentro que se produjo con 55 minutos de retraso.








El recibimiento ha tenido lugar al pie de la escalera de la residencia veraniega de la Familia Real. Tras el saludo, en el que el Rey ha agradecido al presidente venezolano su desplazamiento a Mallorca, Chávez ha comentado al monarca que Baleares "parece el Caribe", por el fuerte calor que hace hoy y ha dicho sentirse "como si estuviera en Cuba, Jamaica o Margarita", tras lo que ha preguntado a don Juan Carlos: "¿por qué no vamos a la playa?". En la reunión de Marivent están también los respectivos ministros de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos y Nicolás Maduro y los embajadores en Madrid y Caracas.




Tras la reunión, a las puertas de Marivent esperaba una decena de personas pertenecientes a organizaciones de apoyo a la revolución bolivariana, que han gritado "presidente, presidente", con la intención de que Chávez se parara, pero éste se ha limitado a saludarles con la mano desde el coche que le traslada al aeropuerto para volar ahora a Madrid, donde se reunirá con Zapatero a las dos de la tarde. El encuentro se produce ocho meses después de que el Rey mandara callar a Chávez en la cumbre Iberoamericana de Santiago de Chile. Desde aquel incidente la diplomacia española ha trabajado para limar asperezas entre los dos países. Zapatero se reunió con Chávez en la Cumbre entre América Latina y la Unión Europea el pasado mes de mayo en Lima y Moratinos le visitó en junio en Caracas.
Fue entonces cuando se fraguó el encuentro de hoy, como colofón a una gira que ha realizado el presidente venezolano por varios países europeos. Si la reconciliación personal se ha producido en Mallorca, la institucional ha tenido lugar en La Moncloa, donde Chávez se ha almorzado con Zapatero.
El presidente venezolano ha revelado en la rueda de prensa previa celebrada en Moncloa que el Rey le ha regalado una camiseta con la frase ¿por qué no te callas? impreso. "Creo que usted me debe algo de dinerito", le ha dicho Chávez a Rey haciendo alusión en tono de broma a los derechos de autor sobre la frase.
Por su parte, el líder de la oposición, Mariano Rajoy, que hoy se encuentra en León participando en el congreso regional del PP, ha pedido en su discurso a Chávez "respeto institucional, a España y a sus líderes institucionales", y además, "que deje presentarse a las elecciones venezolanas a partidos como el nuestro".

0 comentarios: