Afecciones respiratorias: como prevenirlas ( Faringitis, Rinitis, Traqueítis, Neumonitis , asma, entre otras )
Algunas formas de laringitis se presentan en los niños y pueden llevar a obstrucción respiratoria significativa o letal. Entre ellas están el crup y la epiglotitis.
Otras causas de laringitis abarcan alergias y lesión en el área.Síntomas: Infección reciente o actual de las vías respiratorias superiores. Ronquera. Fiebre. Ganglios linfáticos o glándulas inflamadas en el cuello

Faringitis
La faringitis es provocada por una variedad de microorganismos. La mayoría de los casos son virales e incluyen los virus que causan el resfriado común, la gripe (virus de la influenza), adenovirus, mononucleosis y VIH, entre otros. Las causas bacterianas incluyen el estreptococo del Grupo A que produce la Faringitis estreptocócica, además de otros estreptococos menos conocidos. En hasta el 30% de los casos no se identifica ningún organismo. La mayoría de los casos de faringitis se presentan durante los meses más fríos, durante la estación de enfermedad respiratoria. Es común el contagio entre los miembros de la familia. La faringitis estreptocócica es una causa grave de la faringitis. Las complicaciones de la faringitis estreptocócica pueden incluir fiebre reumática aguda, insuficiencia renal y enfermedades graves tales como bacteremia y el síndrome de shock tóxico por estreptococo.
Síntomas: Dolor de garganta. Los síntomas adicionales dependen de los organismos subyacentes. La faringitis estreptocócica puede estar acompañada por fiebre, dolor de cabeza y ganglios linfáticos inflamados en el cuello. La faringitis viral puede estar asociada con moqueo y secreción posnasal. Los casos severos de faringitis pueden estar acompañados por dificultad para deglutir y, rara vez, por dificultad para respirar.

Rinitis
También llamada Fiebre del heno; alergias nasales. Es un conjunto de síntomas, predominantemente en la nariz y en los ojos, ocasionada por partículas aerotransportadas de polvo, caspa o polen de plantas, en personas que son alérgicas a estas sustancias. Cuando estos síntomas son causados por el polen, la rinitis alérgica es comúnmente conocida como fiebre del heno. Las alergias son causadas por una respuesta inmunitaria hipersensible. Normalmente, el sistema inmunitario protege al cuerpo de sustancias nocivas como bacterias y virus. Los síntomas de alergia se presentan cuando el sistema inmunitario reacciona a sustancias (alergenos) que son normalmente inocuas y que en la mayoría de las personas no producen una respuesta inmunitaria.
Cuando una persona con alergias inhala un alergeno, como el polen o el polvo, se producen anticuerpos. Cuando dichos anticuerpos son estimulados por el polen y el polvo, se libera histamina y otros químicos, lo cual ocasiona prurito, hinchazón y producción de moco. Los síntomas varían de una persona a otra y las personas muy sensibles pueden experimentar ronchas u otras erupciones. La fiebre del heno consiste en una reacción alérgica al polen. Una reacción alérgica parecida ocurre con la alergia al moho, la caspa de animales, el polvo y alergenos inhalados similares.
Los pólenes que causan la fiebre del heno varían de una persona a otra y de una región a otra. Los pólenes visibles y grandes rara vez son responsables de este tipo de fiebre, pero sí los pólenes diminutos y difíciles de ve, por ejemplo el polen de Árboles (caducifolios o caducos y perennes), Pastos y Ambrosía. La cantidad de polen en el aire puede jugar un papel en si se desarrollan o no los síntomas de fiebre del heno. Es más probable que los días cálidos, secos y con viento tengan más cantidad de polen en el aire que los días fríos, húmedos y lluviosos, cuando la mayor parte del polen cae al suelo arrastrado por el agua.
Algunos trastornos pueden estar asociados con las alergias, como el eccema y el asma.Las alergias son comunes, y el medio ambiente y los genes pueden hacer que una persona sea más propensa a padecerlas.Síntomas: Tos. Dolor de cabeza. Prurito en la nariz, boca, ojos, garganta, piel o en cualquier área. Secreción nasal. Problemas con el olfato. Estornudos. Nariz obstruida (congestión nasal). Ojos llorosos. Dolor de garganta. Sibilancias
Traqueítis

La traqueítis bacteriana suele ser causada en su mayor parte por el estafilococo aureus y tiende a aparecer después de una reciente infección viral de las vías respiratorias superiores. Esta condición afecta en su mayoría a los niños pequeños, posiblemente debido a que su pequeña tráquea fácilmente se obstruye con la inflamación.
Los niños pueden tener aún tos por la infección anterior, pero ésta empeora con rapidez y el niño desarrolla un ruido respiratorio agudo, llamado estridor (usualmente al inhalar) y dificultad respiratoria creciente. La fiebre tiende a ser alta y el niño se ve muy enfermo. Ésta es una condición que puede progresar muy rápidamente. Estos niños suenan como si tuvieran crup, pero los tratamientos usuales para el crup no mejoran la dificultad respiratoria. La traqueítis requiere hospitalización del paciente y en casi todos los casos, una sonda respiratoria (sonda endotraqueal) con el fin de mantener una vía abierta. La infección se trata con medicamentos antiestafilocócicos, como la penicilina o una cefalosporina que cubre los estafilococos, y en caso de descubrirse un organismo diferente, se aplica el antibiótico del caso.
Síntomas: Tos cada vez más perruna y profunda tipo crup, después de una infección viral de las vías respiratorias superiores. Ruidos agudos cuando el niño inhala (estridor inspiratorio). Fiebre alta. Niño de apariencia muy enferma (intoxicado). Dificultad respiratoria, cada vez más severa. Retracciones intercostales (los músculos que se encuentran entre las costillas se hunden cuando el niño intenta respirar)

Neumonitis
Es una inflamación en los pulmones provocada por la exposición a un alergeno (sustancia extraña), que generalmente es un polvo orgánico que puede provenir de caspa animal, mohos o plantas. La neumonitis por hipersensibilidad es generalmente una enfermedad de tipo ocupacional en la cual la exposición a polvos orgánicos, hongos o mohos conduce a una enfermedad aguda y finalmente a una enfermedad pulmonar crónica. La exposición también puede suceder en el hogar, por hongos (mohos) presentes en humidificadores, equipos de calefacción y aire acondicionado. Algunas personas pueden tener entretenimientos que pueden llevar a la exposición a alergenos como, por ejemplo, ser propietarios de aves.
La enfermedad aguda se puede presentar entre las 4 y 6 horas después de la exposición, cuando la persona ha salido del área donde se encuentra presente el alergeno. La enfermedad crónica con los cambios que se observan en una radiografía de tórax se puede desarrollar con las exposiciones continuas y puede conducir a fibrosis pulmonar (una cicatrización del tejido pulmonar que a menudo no es reversible).
Síntomas: La neumonitis por hipersensibilidad aguda puede presentar los siguientes síntomas: Tos. Fiebre. Escalofríos. Dificultad para respirar. Malestar (sensación de enfermedad)La Neumonitis por hipersensibilidad crónica puede presentar los siguientes síntomas: Insuficiencia respiratoria, especialmente con el esfuerzo. Tos, a menudo seca. Pérdida del apetito. Pérdida involuntaria de peso.
Asma

Asma bronquial; Asma inducido por el ejercicio. Es un trastorno inflamatorio de las vías respiratorias que causa ataques de sibilancias, dificultad para respirar, opresión en el pecho y tos. El asma es causada por una inflamación de las vías respiratorias. Cuando se presenta un ataque de asma, los músculos que rodean las vías respiratorias se tensionan y el revestimiento de dichas vías aéreas se inflama, lo cual reduce la cantidad de aire que puede pasar y puede conducir a que se presenten sonidos sibilantes.
La mayoría de las personas con asma tienen ataques de sibilancias separados por períodos asintomáticos. Algunos pacientes tienen dificultad para respirar prolongada con episodios en que este problema se incrementa, mientras que otros pueden presentar tos como el síntoma predominante. Los ataques de asma pueden durar de minutos a días y se pueden volver peligrosos si se restringe el flujo de aire de manera severa.
En las personas sensibles, los síntomas de asma pueden desencadenarse por la inhalación de sustancias causantes de alergias, llamadas alergenos o desencadenantes, como la caspa de una mascota, los ácaros del polvo, las cucarachas, el moho o el polen. Los síntomas de asma también pueden desencadenarse por infecciones respiratorias, el ejercicio, el aire frío, el tabaquismo y otros contaminantes, el estrés, alimentos o alergias a los alimentos. Asimismo, la aspirina y otros medicamentos no esteroides (AINES) provocan asma en algunos pacientes.
Muchas personas con esta enfermedad tienen antecedentes personales o familiares de alergias, como asma, fiebre del heno (rinitis alérgica) o eccema, mientras que otros no tienen tales antecedentes.Síntomas Sibilancias: por lo general comienzan súbitamente, son episódicas, pueden empeorar en la noche o en las primeras horas de la mañana, empeoran con el aire frío, el ejercicio y la acidez (reflujo), pueden desaparecer espontáneamente, mejoran con los broncodilatadores (medicamentos que dilatan las vías respiratorias), Tos con o sin producción de flema, Dificultad para respirar que empeora con el ejercicio o la actividad, Tiraje intercostal (retracción o tiraje de la piel entre las costillas al respirar).-
Síntomas de emergencia: Dificultad respiratoria extrema, Labios y cara de color azulado, Ansiedad intensa ocasionada por la dificultad para respirar, Pulso rápido, Sudoración, Disminución del nivel de conciencia (somnolencia o confusión intensas) durante un ataque de asma.Otros síntomas que pueden estar asociados con esta enfermedad son: Aleteo nasal, Dolor de pecho, Opresión en el pecho, Patrón de respiración anormal, en el cual la exhalación se demora más del doble que la inspiración, Paro respiratorio transitorio.

Prevención
TODAS estas enfermedades PUEDEN PREVENIRSE (y a veces hasta ayudar en su cura) siguiendo un TRATAMIENTO PREVENTIVO a PARTIR de FEBRERO o MARZO de CADA AÑO y DURANTE TODO el OTOÑO e INVIERNO, y en casos como la Alergia/Rinitis y el Asma, tomándo de por vida, suplementos dietarios:
Vitamina C + Vitamina E (es la que más debemos consumir)
Propóleos al 5% (otro que debemos consumir más)
Propóleos c/eucaliptus
Pastillas de propóleos
Caramelos de Propóleos
Extracto de semillas de uva + Vitamina E (espectacular para alergias)
Jalea real
Vitaminas y minerales